Sachamama, artesanía santiagueña en telar

Imagen

artesania-sacha-mama

Históricamente, la tejeduría ha sido la artesanía más desarrollada y tradicional en la provincia de Santiago del Estero, especialmente en la zona del departamento Copo, bien al norte y a orillas del Río Salado.

Se especializaban en una pieza, llamada “baetón”, colcha de pura lana, tejida con técnica de diseños  incluidos en la trama. Debido al tamaño, llevaba gran cantidad de lana y mucho tiempo de dedicación de parte de las teleras, pero las escasas posibilidades de comercialización las desanimaban, porque no les permitían recuperar su esfuerzo.

Durante los últimos 15 años, han sido animadas a aplicar la misma técnica a piezas de menor tamaño: tapices, alfombras, carteras, ponchos, ruanas, caminos de mesa, pie de cama, peleros, etc. Se han reunido y formado el “Grupo Sacha Mama”, es decir, “Monte Madre”. Adoptaron especialmente este nombre porque, como dicen, el monte santiagueño es su segunda mamá, las cuida y abraza. Cuentan con amigos de otros lugares que colaboran en la organización de las ventas y aportan nuevos mercados para los tejidos. Están continuamente creando nuevas prendas y actualizándose, sin perder lo autóctono del lugar.

 teleras-santiaguenas

UNA AUTÉNTICA ARTESANÍA

La labor de la telera debe ser valorada en su conjunto: la preparación de la materia prima, el manejo del telar, la creación estética del motivo que va armando, la combinación de colores, etc.

Emplean principalmente lana de oveja, pero deben tratarla convenientemente para poder utilizarla.

piezas-telar-lana-de-ovejaA partir de la esquila, en primer lugar proceden a la limpieza, desgrasado, después el hilado, torcido y retorcido; el paso siguiente es el madejado y el lavado y, por último, la tiñen con tintas de origen vegetal, preferentemente. Para ello hacen uso de raíces, cortezas de algarrobo y quebracho, piel de cebolla (que permite obtener distintas tonalidades, dependiendo del tiempo de estacionamiento), resina del vinal, yerba, hollín, herrumbre, grana (cochinilla que vive sobre el quimil, del cual obtienen los mas variados colores rosas y rojos), etc. Una vez lista y ovillada la lana, preparan el telar. Éste consta de una parte fija y una desmontable y está construido de madera, al igual que el “peine” y la “pala”, elementos que se usan para ajustar la trama.

Todo es de manufactura artesanal. En la zona no hay energía eléctrica, ni gas, ni agua corriente. Tampoco medios de comunicación. Los caminos son de tierra.

Aquí en Buenos Aires difundimos esta artesanía autóctona del monte santiagueño, principalmente en ferias: Feria de Mataderos, Feria de San Telmo, Embajadas, Ferias Navideñas y Comunitarias, Eventos Culturales y a partir del 2014 Feria Artesanal LA ALDEA.

Ubicación: San José del Boquerón, Santiago del Estero – Departamento COPO
Parroquia San José de las Petacas Email: parroquiapetacas@gmail.com
En Buenos Aires: Maria Helena Lovcovs (Mascha) 11 4792 0404 / 11-  6811- 95 81
Email: sacha.mama@hotmail.com
Facebook

Escuchá la entrevista completa (Programa del 5 de Diciembre de 2016):

 

 

Trabajar la lana, una salida laboral en zonas rurales

mariela-guerrieri-hilando-rueca-lana

En el marco del Voluntariado Ovino, que funciona dentro de la Cátedra de Ovinos de facultad de Veterinaria de la UBA, la docente e investigadora textil Mariela Guerrieri da clases de hilado en huso y rueca, tintes naturales, fieltro y telar.

Se trata de un curso de cuatro meses, en el que en cada mes se enseña una técnica diferente. La propuesta es gratuita, para alumnos de la facultad y vecinos. Actualmente, hay 35 personas.

“La idea es que sean agentes multiplicadores de técnicas para llevarlas a los campos como salida laboral para la gente que vive en zonas rurales. Las alumnas de la facultad enseñan a esquilar y hacen esquilas gratuitas en los campos a través de la facultad. Además, llevan el aprovechamiento de la cadena lanera ya que muchas veces esta se quema porque no se sabe qué hacer con ella”, explicó la artesana.

 

El programa también trata de mejorar genéticamente las razas de oveja para carne, con el fin de hacerlas multipropósito. Se hace una cruza con una oveja de lana larga, para que dé muy buena carne y, a la vez, dé lana potable para hilar y para tejer.

rumiar lanas.jpgRecientemente, la experta llevó sus técnicas y su labor en el Voluntariado Ovino a la Feria Rumiar. Se trató de un evento en el que Sociedad Rural de Cañuelas organizó una feria, por primera vez, para la cual convocaron a productores de animales ovinos, caprinos, camélidos y perros pastores. Allí se hizo una esquila de ovejas y de cabras, que proveyó de lana para hilarla.

 

“Fue una experiencia muy interesante. Había señoras grandes con sus maridos hasta chiquitos que hilaban en huso y en rueca”, destacó la docente.

hilar-huso-rueca-lana-oveja

La artesana, que tiene 30 años de experiencia y que se formó en países como Bolivia y México, habló de la importancia de difundir las técnicas textiles “para que no se pierdan”. Ella se dedica fundamentalmente al hilado y los tintes naturales, además del fieltro y el telar en todas sus formas.  Mariela dicta capacitaciones y seminarios en su taller de la Ciudad de Buenos Aires.

“Argentina en la actualidad es un país empobrecido en materia textil. De hecho, no hay una escuela en la Ciudad de Buenos Aires. Hay que sacar lo que está guardado y mostrar las virtudes textiles, que son muchas”, sostuvo.

logo-crearFinalmente, Mariela comentó que es parte del flamante Grupo Crear (Artistas Argentinos en Acción), que tiene por objetivo hacer arte aplicado con la producción. Adelantó que su misión a corto plazo es hacer una “mega-muestra de textiles” en la Ciudad de Buenos Aires para mostrar “lo bello y lo sencillo que es”.

 

Escuchá la entrevista completa (Programa del 24 de Octubre de 2016):


Escuchá “Manos de artesano” los lunes de 12 a 13 horas por www.arinfo.com.ar

 

CREAR Artistas Argentinos en Acción

Imagen

 

frente flyer opcion 3

Este proyecto colectivo nació a partir de “una lectura de las necesidades que muchos de nosotros tenemos a la hora de la comercialización y de la lucha que significa cuando alguien viene a adquirir una pieza que hacemos y preguntarse porqué tiene ese precio. Entonces, la idea fue proponer otra actividad más allá de la exposición y  la venta, que vean al artista trabajando, también para que sepan que las piezas y las obras no tiene un precio sino que tienen un valor”, destacó Stella Grandi, diseñadora, docente textil, fieltrista e integrante de CREAR Artistas Argentinos en Acción.

“Se fueron dando oportunidades, las fuimos recogiendo y vamos a empezar a transitar este camino en San Telmo (CABA) a partir del domingo 15 de mayo en el bar Rubik, Bolívar 825. Nos fuimos adaptando, el espacio a nosotros y nosotros al espacio. Me parece que va a ser una buena combinación porque fueron cosas que hubiésemos querido hacer en muchas oportunidades, en distintos lugares, pero siempre estábamos como convocados y no como convocantes. De esta manera tratamos de seducir a la gente para que venga, que pueda vernos trabajar y ver las cosas que hacemos. Que el intercambio sea directo del público con el artista”, explicó Stella.

Todos los domingos habrá talleres de los artistas que participan del proyecto. “Miguel Ángel Venegoni va a romper el hielo, es el primero que va a dar un taller el domingo 15 en ese mismo espacio, en el horario en que la gente va a poder estar visitando la muestra, conversando con los artistas y demás”, afirmó la especialista en fieltro. CREAR arranca el domingo 15 de mayo de 11 a 18 horas, y ofrecerá una propuesta innovadora cada domingo.  taller juguetes

Además de Stella y Miguel, participan en CREAR 2905 pp Patricia Santoyanni, Mariela Guerrieri, Jesús Casimiro, Fabiana Berghole, Lyudmyla Dzhos y María Rosa Córdoba.

Escuchá la nota completa (Programa del 2 de Mayo de 2016):

Escucha el programa en vivo todos los lunes de 12 a 13 por http://www.arinfo.com.ar

“Nuestro arte es sacrificado”. Entrevista a Berta Ponce, telera atamisqueña

Imagen

berta ponce

La artesana Berta Ponce fue premiada en la Fiesta del Poncho 2015

“Mi trabajo y mi sabiduría de artesana no es algo malo…. Hoy dicen que la juventud no quiere aprender. Los papás le damos una oportunidad para que estudien, lleguen a ser algo. Yo hablo con mi hija y le digo que no es malo mi oficio. Nosotros no tuvimos esa oportunidad de estudiar para tener un título”, reflexiones de la maestra artesana Berta Ponce de Villa Atamisqui, Santiago del Estero. Ella trabaja con las técnicas de guarda atada, indio, pallado, liso y pelo cortado.

Su especialidad son los ponchos de lana de oveja, prepara sus hilos y utiliza tintes naturales:  corteza del itín, resina del humo, astillas del quebracho colorado, astillas del mistol, cáscaras de púnua, etc.

poncho de berta

Escuchá la entrevista completa (Programa del 31 de Agosto de 2015):

“El tejido es un mundo, nunca se termina de aprender”. Artesanas de Jasimaná, Salta

Imagen

IMG_7994

Entrevistamos a las artesanas Inés Condorí y Marta Casimiro de la Comunidad Diaguita Calchaquí de Jasimaná en el departamento de San Carlos, provincia de Salta. Ambas forman parte de una asociación de artesanos y afirman que trabajar colectivamente les ha permitido fortalecerse y lograr mayor visibilidad.

Son hilanderas y tejedoras y trabajan con lana de oveja y llama. Aprendieron de sus padres y abuelos. “No fuimos a ninguna escuela a capacitarnos”, destacan las artesanas.

“El tejido es un mundo, nunca se termina de aprender”, dice Inés, que actualmente está cursando una tecnicatura textil en Cafayate para seguir formándose.

Testimonio 1 de Inés Condorí (Programa del 3 de Agosto de 2015): 

 

Inés habla sobre los beneficios de trabajar colectivamente. “Una asociación puede bajar proyectos, tener una marca colectiva. Es muy importante estar unidos”. Es presidente de la Asociación de Jasimaná y también miembro de la Asociación de Artesanos Independientes Cafayate Artesanal. “Todos días aprendo a llevar una asociación adelante”, asegura.  

Testimonio 2 de Inés Condorí (Programa del 3 de Agosto de 2015): 

Marta cuenta que Jasimaná es una localidad de 180 personas. “No hay Internet, no hay medios de comunicación, no hay mucho transporte… Cuando empezamos a trabajar intercambiábamos la artesanía por mercadería porque no teníamos a dónde vender. Es difícil por nuestros propios medios llegar a una feria y gracias a la asociación podemos participar en estos encuentros”.

Testimonio de Marta Casimiro (Programa del 3 de Agosto de 2015):