“El tejido es un mundo, nunca se termina de aprender”. Artesanas de Jasimaná, Salta

Imagen

IMG_7994

Entrevistamos a las artesanas Inés Condorí y Marta Casimiro de la Comunidad Diaguita Calchaquí de Jasimaná en el departamento de San Carlos, provincia de Salta. Ambas forman parte de una asociación de artesanos y afirman que trabajar colectivamente les ha permitido fortalecerse y lograr mayor visibilidad.

Son hilanderas y tejedoras y trabajan con lana de oveja y llama. Aprendieron de sus padres y abuelos. “No fuimos a ninguna escuela a capacitarnos”, destacan las artesanas.

“El tejido es un mundo, nunca se termina de aprender”, dice Inés, que actualmente está cursando una tecnicatura textil en Cafayate para seguir formándose.

Testimonio 1 de Inés Condorí (Programa del 3 de Agosto de 2015): 

 

Inés habla sobre los beneficios de trabajar colectivamente. “Una asociación puede bajar proyectos, tener una marca colectiva. Es muy importante estar unidos”. Es presidente de la Asociación de Jasimaná y también miembro de la Asociación de Artesanos Independientes Cafayate Artesanal. “Todos días aprendo a llevar una asociación adelante”, asegura.  

Testimonio 2 de Inés Condorí (Programa del 3 de Agosto de 2015): 

Marta cuenta que Jasimaná es una localidad de 180 personas. “No hay Internet, no hay medios de comunicación, no hay mucho transporte… Cuando empezamos a trabajar intercambiábamos la artesanía por mercadería porque no teníamos a dónde vender. Es difícil por nuestros propios medios llegar a una feria y gracias a la asociación podemos participar en estos encuentros”.

Testimonio de Marta Casimiro (Programa del 3 de Agosto de 2015):